“¡Pues yo tomo lácteos y no me pasa nada!”

Estamos en la cultura y la generación de los lácteos. Se dice que aportan calcio, que ayudan al crecimiento….Cuando yo era pequeña, el anuncio de los Petit Suisse, decía que “alimentan como un bistec”. Por otro lado; ¿quieres tomar calcio? Come sésamo, bien masticado, para poder absorberlo bien 🙂

Tu cuerpo es muy sabio; cuando se le agrede y tiene que defenderse constantemente, entra en “modo ahorro” y claudica ante determinadas luchas. Por eso, un cuerpo intoxicado duerme estupendamente incluso tomando alcohol, mucho café, azúcar o lácteos, cada día. En un estado de sobre-intoxicación tu sistema de defensa está dormido, esto significa que tu flora digestiva ya no reacciona ante elementos nocivos.

¿Qué es y para qué sirve la histamina?

La histamina es una sustancia química inflamatoria que se produce naturalmente en tu cuerpo y es liberada por las células –mastocitos-, para responder a la presencia de una sustancia extraña.

En Medicina China sabemos que los lácteos, el cereal refinado y los azúcares refinados sobre-estimulan y favorecen la producción de histamina en el organismo. A esto le llamamos Flema, Tan o Humedad interna. Así, un cuerpo sano cuyo Sistema Linfático y Sistema Digestivo funcionan de manera óptima responde de manera agresiva ante la presencia de elementos desestabilizadores. La respuesta agresiva se ve cuando, a las pocas horas de ingerir estos productos, empezamos a tener mocos, picor en la garganta, la nariz, los ojos, el cuero cabelludo, también con sensación de ahogo o ataques de asma. Es entonces cuando el cuerpo lucha con todas sus fuerzas para eliminar el exceso de histamina que está sosteniendo. Este estado se llama Histaminosis, y su duración depende de la fortaleza y capacidad defensiva del organismo. Podemos ayudarnos temporalmente de la homeopatía, con Histaminum 9ch, aunque siempre es importante valorar, en consulta, qué está pasando en realidad.

Las consecuencias de consumir lácteos de manera abundante o continuada son:

  • Tu Bazo (Sistema Estómago-Bazo-Páncreas, en MTC) puede colapsarse, impidiéndote una correcta regulación del humor (líquido interno) y del Yin (líquidos orgánicos) en tu cuerpo, cosa que favorece la aparición de varices, prolapso de órganos o insomnio por nerviosismo, por ejemplo. La celulitis, de hecho, es acumulación de humedad interna, por deficiencia de funcionamiento del Sistema Estómago-Bazo-Páncreas.
  • A tu Hígado (Sistema Hígado-Vesícula Biliar) le será más fácil “atacar” a tu Bazo, cosa que ayuda/favorece la generación de quistes a nivel interno (ovarios poliquísticos, nódulos en las mamas…), así como dolores de cabeza por acumulación o estasis/estancamiento de Qi -energía-, ya sea en por estasis de Sangre (Xue), de energía (Qi) o ambas.
  • Tu vesícula y tu páncreas entraran exceso de actividad al tener que generar insulina que permita estabilizar ese pico de azúcar. Algunas personas sienten confusión mental, mareos y sueño repentino después de tomar lácteos azucarados o bollería industrial.
  • Tu Sistema Linfático (el cual está gobernado por el Bazo, según la MTC) tendrá que arrastrar cantidades ingentes de tóxicos, cosa que puede generar la aparición de estrías de color morado (cuando se rasga la piel), o incluso aparición de morados en tu piel, sin que te hayas dado un golpe. La aparición espontanea de morados evidencia una insuficiencia del funcionamiento del Bazo.
  • Tu Sistema Digestivo (elemento Tierra, en MTC) irá debilitándose, cosa que disminuirá la presencia de bacterias beneficiosas, aumentando la presencia de hongos. Esto hará que de tu tracto digestivo un blanco fácil para los parásitos internos (que pueden derivar en candidiasis, diarreas, intolerancias alimentarias o Fibromialgia entre otros).
  • Tu Sistema Respiratorio (Piel, Intestino Grueso y Pulmón, en MTC) se verá desbordado por una mucosidad incesante, y puedes sentir como una sensación de ahogo en algunos momentos.

Por eso, si los lácteos, el azúcar refinado y el cereal/harina refinados forman parte de tu dieta, pero no tienes ninguno de estos síntomas, sería importante valorar la posibilidad de que tu cuerpo haya claudicado y esté en modo “ahorro” para no desgastarse cada día. En el caso en que fumes, debes saber que el tabaco está secando la humedad de tu cuerpo (y también esta evaporando sus reservas de Yin -líquidos orgánicos-) y quizá por eso no tengas mocos.

Si tienes la suerte de que al tomar alguno de estos alimentos notas estos efectos, agradece la furia con la que todo tu organismo defiende y restablece tu salud.

Deseas restablecer tus patrones de alimentación, sueño y emociones? ¡Pídenos visita informativa sin compromiso! Podemos ayudar a equilibrar tu organismo a través de la Medicina Tradicional China y la Reflexología Integrativa, trabajando en sinergia entre:

Porque la salud lleva implícita una buena calidad de vida, una buena alimentación, un buen descanso, una buena estabilidad emocional, una sexualidad libre y completa y un organismo funcionando correctamente.

Núria Esther Garcia, psicoterapeuta, docente, acupuntora 

nuria@nairem.cat   600 235 631   www.nairem.cat  

C/Gran de Gràcia 204, Barcelona