Del café, también se hace homeopatía

Sí, y ese medicamento homeopático está relacionado con determinadas Flores de Bach. En paralelo, la Medicina China nos muestra los órganos que quedan desajustados en todo el conjunto. Conozcamos Coffea Cruda. En homeopatía tratamos la causa física cuando recetamos al paciente potenciaciones que van desde la 9ch hasta la 30ch. En este artículo abordaremos el conjunto emocional de Coffea Cruda, a partir de la 200ch.

De entre los síntomas de una persona que necesita el grano del café –crudo- potenciado a la 200ch encontramos:

  • Pensamientos obsesivos, exceso de actividad mental.
  • Preocupación constante.
  • Dificultad para conciliar el sueño por incapacidad de “apagar el cerebro”.
  • Aceleración del intestino delgado, heces pastosas, diarreas. Falta de asimilación nutricional.
  • Sensación de impaciencia para que llegue el día posterior, acompañada de “nervios” en el estómago.
  • Posibilidad de que la persona siente que se queda sin aire para respirar. Suspiros constantes.
  • Falta de apetito, la persona va perdiendo peso porque no siente hambre o no recuerda comer (puede que le entusiasme el trabajo en adultos, o el juego en niños).
  • Tendencia a comer rápido y a beber rápido. Tendencia / necesidad de uso de café y/o estimulantes para iniciar el día.
  • Caspa y/o caída del cabello, como consecuencia del colapso energético en la parte superior del cuerpo.
  • Piel seca, con tendencia a la descamación.
  • Tensión en la parte superior de la espalda.
  • Cansancio infinito por la carencia de descanso. Insomnio.
  • Obsesión por el trabajo,sueños relacionados con el. Posibilidad de que la persona viva conectada al móvil constantemente para revisar asuntos de trabajo.
  • Sensación de confusión mental, de apelotonamiento de los pensamientos, como tuviera un tapón en la cabeza.
  • Dificultad para tomar consciencia, identificar y sentir las propias emociones.
  • Palpitaciones, sobre todo de noche, cuando hay la oportunidad de permanecer en silencio.
  • Tendencia a la tristeza, a la linealidad emocional sin sobresaltos. Posibilidad de persona emocionalmente rígida.

Las Flores de Bach que trabajan este proceso son:

  • White Chestnut: por la repetición y obsesión mental.
  • Gentian: por la tristeza y tendencia a la linealidad emocional.
  • Heather: para rellenar el vacío que la persona trata de llenar con el trabajo.
  • Impatiens: para centrar a la persona en el presente, mientras desaceleramos el intestino delgado.
  • Sweet Chestnut: para deshacer ese nudo en la boca del estómago y desbloquear la entrada de aire en el pulmón (ver libro Campos Energéticos y Flores de Bach). En paralelo, trabajamos la falta de apetito.
  • Elm: ayuda a rebajar la sensación de desbordamiento.
  • Oak: ajustamos la compensación entre obligaciones laborales y necesidad de ocio y descanso.
  • Olive: puede sanar el cansancio físico, si bien hay que equilibrar lo emocional para que la recuperación de fuerzas sea duradera (y no contraproducente).
  • Cerato: para ayudar a la persona a centrarse en una sola cosa y focalizar energías.
  • Pine: es necesario valorar el sentimiento de malestar o culpabilidad por dejar de trabajar tanto.
  • Vine: es posible que no haya consciencia de los propios límites, a causa de una tendencia a la dureza de las propias necesidades (cosa que endurece y enfría las emociones).

La psicoterapia que ofrecemos en Nairem encuentra el origen, el por qué y el para qué de todo esto. Asimismo, los órganos y manifestaciones físicas que relaciona la Medicina China en este contexto son:

  • Bazo en deficiencia, de ahí la aceleración de pensamiento e hiperactividad mental. El bazo recoge y contiene la humedad del cuerpo. Es posible que haya prolapso de órganos internos o externos y que haya tendencia a las varices. En consecuencia hay sequedad en la piel y pulmón, porque hay un desequilibrio en la humedad del cuerpo. Posibilidad de dolor articular.
  • Intestino delgado acelerado, cosa que a su vez, genera deficiencia al corazón (palpitaciones).
  • Agotamiento del Qi (energía de la persona), por excesiva demanda de la actividad mental, y dificultad para descansar.
  • Agotamiento del Yin o de los líquidos orgánicos, sensación de pies fríos.
  • Posibilidad de carencia de hierro, que podríamos trabajar con Ferrum Metallicum 9ch.

Estos síntomas tienen especial incidencia cuando empieza el otoño, ya que la teoría de los cinco elementos la señala como la estación de la sequedad, del inicio de la introspección.

Si existe en la persona tendencia a focalizar su energía o incluso su vida en el trabajo o la actividad mental, en esta estación del año es cuando más evidente se muestra el conjunto del bloqueo así como sus consecuencias.

De la relación entre Homeopatía, Flores de Bach y Medicina China, hablamos en nuestro curso de Flores de Bach y Campos Energéticos (Homeopatía y Medicina China), de 96 horas. Llámanos y te informaremos sin compromiso!

Núria Esther Garcia, psicoterapeuta, docente, acupuntora 

nuria@nairem.cat   600 235 631   www.nairem.cat  

C/Gran de Gràcia 204, Barcelona