Terapia de Ventosas

Ventosas

Ventosas

La terapia con ventosas o cupping es una excelente herramienta para desbloquear la musculatura. Partimos de la base de que cuando hay dolor, existe en esa zona un estancamiento de sangre-energía-calor. Los medicamentos antiinflamatorios, por ejemplo, funcionan porque hacen que la sangre sea más líquida, y en consecuencia el estancamiento de sangre empiece a fluir. Pero no podemos estar tomando antiinflamatorios toda la vida; debemos encontrar el origen de ese estancamiento de sangre-energía-calor en la zona.

Podemos aplicar ventosas en buena parte del cuerpo. La Medicina China divide la espalda en tres partes: superior-emocional, media-digestiva, inferior-energía vital. Hay varias técnicas para aplicar las ventosas; una de ellas es aplicarlas a lo largo del meridiano de Vejiga (puntos Shu, que conectan directamente con todos y cada uno de los órganos). Esto nos sirve tanto para diagnóstico como para tratamiento. La marca (que desaparece en 24-48h) que deja cada ventosa en cada punto,aporta información al terapeuta para valorar el estado general del paciente, así como el diagnóstico global en las áreas emocional, digestiva y de energía vital. En ocasiones podemos, después, acabar de trabajar la zona con masaje Keng Rak y recomendaciones en cuanto a alimentación, o estrategia terapéutica a seguir.

Es posible, también, aplicar ventosas de manera puntual, en una localización concreta del cuerpo, ya sea para desbloquear contracturas como para favorecer la circulación energética y de sangre en el organismo. Aquí normalmente movilizamos específicamente las ventosas, es decir, no las dejamos fijas por un determinado tiempo. Esto es útil por ejemplo, para casos de retención de líquidos o celulitis.

Aplicando ventosas en la zona digestiva, sobre todo cuando el Hígado-Vesícula Biliar y Estómago-Bazo-Pánceras no están generando una buena digestión. Cuando estos Sistemas de Órganos no funcionan bien, sufrimos hinchazón abdominal, sensación de piernas cansadas, confusión mental o necesidad intensa de dormir después de comer a mediodía.

La terapia con ventosas generalmente se aplica cuando hay exceso: exceso de dolor, exceso de pensamientos, exceso de tensión en la espalda, exceso de pesadez en el estómago…Por tanto en personas con tendencia a la deficiencia de algún órgano, por ejemplo, con sensación de frío constante, las ventosas, a priori, no serían adecuadas, pero sí el trabajo con moxa, la Moxibustión.

¿En qué te puede ayudar?

Dolor y contracturas puntuales o antiguas en el tiempo, dolor de hombro, dolor lumbar, tensión en la parte alta de la espalda/trapecio. Malas digestiones, dificultades en la absorción de nutrientes (heces pastosas), hinchazón y pesadez abdominal, somnolencia después de comer. Dolor en las piernas, pesadez u hormigueo de pies y manos, pies fríos.

Complementamos tu tratamiento de moxibustión con las diferentes herramientas que la Medicina Tradicional China creó para conseguir la salud completa: moxibustión, auriculoterapia, acupuntura, masaje Keng Rak y Bok Bu y si lo deseas, con Farmacopea China, homeopatía y/o Flores de Bach.

Terapia

Terapias

Cuerpo

Acupuntura

Moxibustion

Ventosas

Masaje Keng Rak y Bok Bu

Auriculoterapia

Reflexologia Integrativa

Mente y emociones

Psicoterapia Infantil

Psicoterapia Adultos

Diagnostico Emocional Energetico