Quiero curar mi fibromialgia

Hay una relación directa entre lo que sentimos y la manera como nos alimentamos. Hay que tener muy buena autoestima, para ofrecerse a uno mismo una buena alimentación. Lo que sucede es que, a menudo tenemos una vaga sensación de vacío en nuestro interior, que nos empuja a comer rápido, “mal” o “cualquier cosa porque nos da pereza cocinar para nosotros solos”. También es posible, que, aun comiendo muy bien, tengamos dificultades digestivas o incluso un cansancio que no acaba de marchar.

Seguro que has leído mucho acerca del Síndrome de Fatiga Crónica y de la Fibromialgia. Aquí queremos ayudarte de manera práctica y también desde el corazón. Por nuestra formación y experiencia profesional, estas dos enfermedades son la consecuencia de una serie de factores:

Alimentación: Azúcares refinados, lácteos y cereal refinado implican una saturación y colapso del hígado y del bazo, afectando profundamente al sistema digestivo. Comiendo así, estamos elevando el nivel de histamina (flema, mocos. “Tan” en Medicina Tradicional China) del organismo, tanto en pulmones como en sistema digestivo. Y es que la flema pueden estar también en los intestinos y generar diarrea; Con diarrea, no asimilamos nutrientes. Esto significa que el Sistema Bazo no puede ejercer su función de contención, cosa que afecta al Sistema Riñón, quién no tiene suficiente fuerza para generar Yin (que es la calma, la tranquilidad). Así se genera un funcionamiento cerebral en aceleración constante, a través de pensamientos repetitivos/obsesivos, cosa que puede causar insomnio. De la dificultad para descansar correctamente, nos falta energía, y vuelta a empezar. Los azúcares refinados ayudan a que la flora digestiva mute de bacteria (beneficiosa) a hongo (perjudicial). Una clara muestra de ese desequilibrio son las infecciones recurrentes por Cándida. De hecho, cuando una mujer tiene infección por Cándida, significa que el desequilibrio ya ha ocupado totalmente el sistema digestivo y avanza hacia el Ph de la vagina. Con el sistema digestivo desequilibrado, estamos dañando el mayor centro de recogida energética de nuestro cuerpo (San Jiao, en M.T.C). Fijémonos que son alimentos que se suelen consumir en estados emocionales caracterizados por ansiedad, angustia, depresión, tristeza…cosa que dificulta aún más la toma de consciencia del daño que nos hacemos. En Nairem nos basamos en la alimentación según los principios de los 5 elementos en Medicina Tradicional China, ajustando tu dieta a lo que más necesita tu organismo en este momento de tu vida y en este momento del año.

Emociones: Trabajando con pacientes diagnosticadas de Fibromialgia y de Fatiga Crónica, debemos valorar qué emociones subyacen en el inconsciente. Es posible que exista una gran parte de ansiedad y también de soledad. En paralelo, es posible que exista rabia que jamás ha sido expresada, convirtiéndose así en resentimiento. Entramos aquí en un complejo bucle, ya que la sensación de estar sometida a un cansancio infinito y ser víctima de él, es tan real como la capacidad de la propia persona de revertir el proceso con la ayuda de un buen profesional de la psicoterapia que conozca y trabaje en todas las caras del prisma. En Medicina China sabemos que cada emoción se aloja en un órgano.

Organismo: No cabe duda que muchos de los órganos están desequilibrados y que es necesario una acción directa sobre el cuerpo. Es posible que el hígado, el bazo, el estómago, el intestino delgado y el grueso estén trabajando de manera desajustada. Herramientas como la Reflexología Integrativa, la acupuntura china, la acupuntura coreana o el masaje abdominal Bok Bu pueden ayudarte a complementar tu proceso terapéutico, dispersando los órganos en exceso de funcionamiento y tonificando los órganos en deficiencia.

Estos tres frentes son igual de importantes y deben ser abordados y trabajados como un conjunto, porque las personas no somos solo emociones, solo cuerpo o solo mente.

Mediante el Diagnóstico Emocional y Energético podemos obtener un mapa global de las emociones que originaron tu fibromialgia o tu fatiga crónica. Mientras tanto, te asesoramos a nivel físico, nutricional y psicoterapéutico para revertir a la enfermedad que detiene tu vida.

De esto, y de mucho más acerca del origen emocional de las enfermedades físicas, hablaremos en nuestro curso de Flores de Bach y Campos Energéticos (Homeopatía y Medicina China), de 96 horas.

Te gustaría curar tus heridas, para que tus digestiones sean óptimas? Llámanos y solicítanos información sin compromiso! Te ofrecemos la posibilidad de iniciar un proceso de terapia -potenciada con Medicina China y auriculoterapia, asesoramiento en Flores de Bach u homeopatía,  así como todo nuestra profesionalidad, amor y compromiso con tu presente y futuro emocional.

Núria Esther Garcia, psicoterapeuta, docente, acupuntora 

nuria@nairem.cat   600 235 631   www.nairem.cat  

C/Gran de Gràcia 204, Barcelona