Chicory y la posesión

🤦¡CON TODO LO QUE HICE POR TI, Y ASÍ ME LO PAGAS!🤦

El amor incondicional es lo más lindo del mundo. ¿Qué sucede cuando, a quién ayudamos, no nos lo agradece ‘suficiente’? Llega la manipulación, los celos y la dificultad para dejar ir a alguien. La posesión y/o el control a los demás es una emoción que se relaciona con el Bazo y el Páncreas, según la Medicina China. Esto, favorece (o acelera) la fibromialgia, la anemia, el hipotiroidismo, la diabetes…

 

 

En estado negativo, el Campo Energético de Chicory muestra unos ‘tentáculos’ aspiradores de energía, que bloquean a la otra persona, mientras aseguran una ‘absorción’ completa de la energía. Así, cuando no sabemos soltar a alguien, nos ‘rellenamos’ de su energía.

 En estado positivo, los tentáculos desaparecen, y del centro del pecho brotan rosados pétalos, que brindan fluidez y libertad en el amor, sin ‘facturas’.