Terapia de Acupuntura

Acupuntura en el embarazo

Acupuntura en el embarazo

¿En qué te puede ayudar?

La Medicina China contempla el «Cielo Anterior» y el «Cielo Posterior». El Cielo Posterior es la fortaleza del cuerpo, resultado de la respiración, la alimentación y la dinámica vital de la persona, una vez ha nacido. El Cielo Anterior es la fortaleza del cuerpo, fruto de la carga emocional, orgánica y genética que llevamos de base en la vida. Se genera del semen y del óvulo, y se alimenta del organismo de la madre durante el embarazo.

Durante el embarazo, el organismo de la madre pasa por distintas fases, en las que crea y nutre los distintos órganos del feto. Resulta básico ir potenciando el equilibrio orgánico de la madre, ya sea con acupuntura como con fitoterapia china, de cara a que las posibles carencias orgánicas-emocionales de la madre no se asienten en el bebé, y le generen una deficiencia de por vida. Esto significa, por ejemplo, que si la madre tiene un Bazo deficiente porque ha sufrido malas digestiones un tiempo largo en su vida, en el momento en que se cree el Bazo del feto (semanas 17 a 20), éste va a partir de la deficiencia, lo cual puede generar desajustes en la futura digestión del niño. Es importante la prevención, para que cuando llegue el momento de creación del órgano que queremos mejorar, éste se haya recuperado lo máximo posible. En el caso del Bazo, por ejemplo, podemos trabajarlo hasta la semana nº 17. Estas fases son:

Hasta la semana nº4: El feto se nutre del Hígado de la madre, para crear su propio meridiano de Hígado y su posterior Hígado. Esto significa que se está generando mayor cantidad de sangre, para preparar la nueva vida. Las náuseas a inicio de embarazo provienen del Hígado que agrede al Estómago, y son perfectamente eliminables a través de la acupuntura. El hígado nutre los ojos, y un buen hígado permite la libre circulación emocional, sin explosiones de rabia ni acumulación de emociones. Podríamos decir que el hígado se encarga de la gestión de las vivencias y de otorgar una buena estabilidad emocional.

Semanas 5-8: El feto se nutre de la Vesícula Biliar de la madre, para crear su propio meridiano de Vesícula Biliar y su posterior Vesícula Biliar. La Vesícula Biliar nutre los tendones y las uñas, por lo que una Vesícula Biliar sana nos ayuda a tener buena flexibilidad. A nivel emocional, en ella residen la autoestima y la capacidad de decisión.

Semanas 9-12: El feto se nutre del Pericardio de la madre, para generar su propio meridiano de Pericardio y su posterior Pericardio. El Pericardio es «el protector del corazón». Aquí se alojan gran cantidad de traumas emocionales que haya podido vivir la madre.

Semanas 13-16: El feto se nutre del San Jiao de la madre, para generar su propio meridiano de San Jiao y su posterior San Jiao. San Jiao es un «mecanismo» orgánico que se encarga de la buena distribución de líquidos por las tres «divisiones» del cuerpo: Inferior (Riñones, Intestino Grueso, Vejiga, Útero, Genitales), Medio (Digestión: Hígado, Estómago, Bazo-Páncreas), Superior (Pulmón, Corazón, Mente). A menudo, si San Jiao no funciona correctamente, el niño sufre de humedad en la mente, un bloqueo que a nivel occidental esta catalogado como enfermedad mental.

Semanas 17-20: El feto se nutre del Bazo-Páncreas de la madre, para generar su propio meridiano de Bazo-Páncreas y su posterior Bazo-Páncreas. La deficiencia de bazo en mujeres es muy habitual. Comer alimentos crudos, fríos o lácteos en exceso debilita el bazo y genera deficiencias en la digestión y asimilación de nutrientes. En Medicina China la base de la salud recae en el Bazo y el Riñón, mayoritariamente.

Semanas 21-24: El feto se nutre del Estómago de la madre, para generar su propio meridiano de Estómago y su posterior Estómago. Es en este momento donde suele aparecer ardor de estómago. Esto es porque, si la madre tiene un estómago en deficiencia (Estómago y Bazo-Páncreas van muy unidos), el estómago del feto no puede crearse correctamente, mientras desgasta los líquidos orgánicos del estómago de la madre.

Semanas 25-28: El feto se nutre del Pulmón de la madre, para generar su propio meridiano de Pulmón y su posterior Pulmón. El Pulmón está relacionado con la Piel y es el Maestro del Qi (energía) y del Wei Qi (energía defensiva) del organismo. Un buen Pulmón va a permitir una buena calidad en la nutrición oxigenada de los tejidos y hará un organismo fuerte frente a agentes patógenos externos. Un Pulmón fuerte previene de problemas de piel.

Semanas 29-32: El feto se nutre del Intestino Grueso de la madre, para generar su propio meridiano de Intestino Grueso y su posterior Intestino Grueso. Valoremos, pues, si la madre ha tenido problemas duraderos en el tiempo, respecto a la defecación (estreñimiento, diarreas, heces pastosas). O incluso si ha habido cáncer de colon o colon irritable en la familia.

Semanas 33-36: El feto se nutre del Riñón de la madre para generar su propio meridiano de Riñón y su posterior Riñón. Tenemos el Riñón Yin (el de la izquierda), que genera los líquidos orgánicos para todo el cuerpo, y el Riñón Yang (el de la derecha), que sostiene el funcionamiento de todos los órganos. En el Riñón, además se aloja el Jing, la sustancia inmaterial de la esencia vital de la persona. El Jing es como el líquido de la batería de un coche: cuanto más líquido haya, más durará la batería. Cuando se acaba el Jing, la persona muere. Hábitos que agotan el Jing: haber sufrido traumas importantes en infancia, el exceso de ejercicio y el desequilibrio entre trabajo y descanso… El riñón nutre los huesos y los dientes, por lo que es básico recuperar al máximo este órgano.

Semanas 37-40: El feto se nutre de la Vejiga de la madre, para generar su propio meridiano de Vejiga y su posterior Vejiga. El meridiano de Vejiga es el que mayor recorrido tiene del cuerpo. Desde el dedo meñique de los pies, pasando por la cara posterior de las piernas, subiendo por las lumbares, recorriendo toda la espalda, llegando a la nuca y hasta el lagrimal. Está conectado al Sistema Nervioso Central, por lo que muchas cervicalgias provienen de un sistema nervioso en tensión. Además, la vejiga se relaciona también con los impactos emocionales que vivimos y que nos dejan la suprarrenal en alerta constante (insomnio).

Nunca podemos punturar el meridiano de Corazón ni de Intestino Delgado en una embarazada, ya que estos órganos se encargan del «Fuego» es decir, de la energía necesaria para crear y sostener la vida que se está gestando. En caso de haber problemas en estos dos órganos, trabajamos de manera indirecta, para poder equilibrarlos de la mejor manera.

¿Es adecuada para todas las mujeres? ¿Es segura? ¿Provoca abortos?

Funciona con muy buenos resultados, ya sea en fecundación tradicional, método ROPA o fecundación in-vitro. Fusionamos siempre la acupuntura con la fitoterapia china, la auriculoterapia y las Flores de Bach. Entra en este enlace para ver cómo funciona la acupuntura.

Aplicada por un buen profesional, reconocido por la Societat d’Acupuntors de Catalunya, es totalmente segura y las posibilidades de aborto a causa de la acupuntura bien trabajada son inexistentes.

Vale, quiero iniciar tratamiento…¿Qué hago?

Si tienes dificultades para quedarte embarazada, consúltanos. La acupuntura Tung es especialmente efectiva en estos casos. Si ya estás embarazada, estés en la semana que estés, podemos ayudarte a mejorar tu organismo, para que tu hijo disfrute de una buena calidad emocional y orgánica. En Nairem realizamos diferentes tipos de acupuntura, para ofrecerte el tratamiento que mejor se adapte a tu organismo.Trabajamos con Acupuntura China, Acupuntura Coreana SAAM, Acupuntura TUNG y Craneopuntura Yamamoto YNSA. Llámanos o escríbenos y te asesoraremos sin compromiso.

Solicitar información

Acepto la Politica de Privacidad - Más información