Sin huevo, sin lactosa, sin gluten… Sin amor en la infancia

¿Qué estaría pasando si a todos nos hubieran alimentado con amor, autoestima y respeto a la integridad física y emocional, en la infancia? ¿Cómo sería nuestra salud digestiva ahora? ¿Y a ti, te amaron tal y como necesitabas?
La falta de amor en la infancia genera sensación de vacío, de ansiedad, de invisibilidad. Siendo adultos, esa carencia nos empuja a comer “mal”, en un intento de taponar la soledad que tanto duele. Es posible, también, que la sensación de poca valía y poca importancia respecto al mundo nos genere, además, rabia y resentimiento contra quien nos debería haber alimentado el corazón y no pudo ni supo hacerlo mejor.
Muchas personas adultas conviven con un malestar digestivo casi constante. Detectamos que un 70 % de las mujeres y un 40 % de los hombres se sienten con la barriga hinchada, les sienta mal esto, o aquello o lo de más allá. Muchas mujeres sufren infecciones recurrentes por Cándida a nivel vaginal, sin saber que cuando la Cándida aparece a nivel vaginal, es porque todo el tracto digestivo esta lleno de este hongo. Los síntomas más comunes de Cándida en el organismo son el cansancio constante, las diarreas, la confusión mental, mal humor casi constante y tendencia o adicción a los alimentos dulces.
Démonos cuenta de cómo la propia mochila emocional va somatizando, modificando y desequilibrando el sistema digestivo. Los alimentos que más problemas generan (despiertan) son las levaduras, el trigo, el huevo y el gluten. Es importante saber que determinadas intolerancias son reversibles, trabajando en tres frentes:
1) Identificar el tipo o grupo de alimentos que está forzando y dañando -aun más- el sistema digestivo (proponemos el Diagnóstico Emocional y Energético). La Medicina China es también una buena herramienta, ya que crea una dieta especial, según la constitución física y emocional del paciente. En paralelo, la Medicina China valora que los lácteos, el cereal refinado y los azúcares blancos no son buenos aliados para la salud, ya que generan “humedad” o “flema”, cosa que estropea el Bazo, y por tanto la digestión aún es más deficitaria.
2) Identificar, sentir e ir sanando las emociones y heridas que subyacen en lo que el cuerpo grita, apoyándonos en la psicoterapia.
3) Ayudar al descanso y regeneración orgánica, mediante una reorientación nutricional y trabajo directo en el cuerpo a través de la Farmacopea China, la acupunturala reflexologíala auriculoterapia y el masaje Bok Bu en especial.

Porque una vida emocionalmente plena, con una alimentación agradable y libre, sí es posible. Como adultos, tenemos la oportunidad de amarnos tanto como para escuchar aquello que nadie supo escuchar ni valorar de nuestro interior. No es un proceso rápido, no es fácil, y duele mucho, sí. Pero, a nivel profesional y también a nivel personal, te garantizo que vale la pena, para empezar a vivir en libertad.

En nuestro curso de Flores de Bach, Campos Energéticos y Medicina China, de 80 horas, podrás comprender como tus 38 emociones se muestran en tu cuerpo. ¡Llámanos sin compromiso! Podemos ayudarte.

Núria Esther Garcia, psicoterapeuta, docente, acupuntora 

nuria@nairem.cat   600 235 631   www.nairem.cat  

C/Robí 26, Barcelona