Terapia LNT®

Tener consciencia de que la salud energética es tan importante como la salud física, es de vital importancia.

Porque la salud energética es la base para la salud física.

¿Cómo llega la LNT® a mi vida?

Durante mi formación como Facilitadora de la Energía Kundalini®, fuí desarrollando, de manera espontánea, la capacidad para percibir el trauma específico que bloqueaba a la persona. Recuerdo ir por la calle y poder ver, energética y visualmente el trauma de cada persona, sabiendo incluso la edad que tenía cuando sucedió e incluso percibiendo traumas de vidas anteriores y traumas generacionales.

En paralelo, en las prácticas de Activación de la Energía Kundalini empecé a percibir y a ver el interior del cuerpo de las personas, sintiendo la vibración de cada órgano y sabiendo qué trauma alojan. Recuerdo, por ejemplo, facilitar la Energía Kundalini a un chico de unos 30 años, y ver cómo sus riñones estaban «rotos» por el abuso de drogas en la adolescencia.

Compartiendo mis perceciones con una compañera de clase, ella me habló de la LNT®; sentí la certeza de que necesitaba formarme, para potenciar mis capacidades. Afortunadamente, dos semanas después, en Zaragoza, se impartía una nueva edición. Y me fuí para la estación de Sants a comprar mi billete de AVE. Mi camino profesional cambió totalmente, cerrando ya el ciclo como psicoterapeuta y acupuntora, con agradecimiento. La LNT® es la terapia que resuena con la nueva consciencia energética, cada día más presente en las personas, y en mi. Para mi, LNT® es potencia terapéutica, cambio y agradecimiento.

La enfermedad física empieza, siempre, en el desequilibrio energético-emocional. La Medicina Tradicional China hace más de 3000 años que sabe que la primera causa de patología es la emocional. Cuando sufrimos traumas emocionales, heredamos patrones familiares o kármicos, nos alimentamos mal, etc, aparecen cambios bioquímicos que desajustan la sinergia cuerpo energético-espiritual-físico y se alteran las células de nuestro organismo.

No es algo inmediato, y el proceso puede permanecer varios años. De hecho, en mi etapa como acupuntora, alguna vez veía como el paciente, a pesar de seguir las indicaciones y venir a consulta regularemente, a veces había una laguna de malestar a la que yo, como profesional, no podía llegar: Dolores inexplicables, estados de ánimo bajo sin motivo o incluso enfermedades crónicas de origen desconocido.

¿Qué es?

La Terapia LNT® fue canalizada por Philippe Schwiderski hace más de 20 años. Es un sistema de sanación cuántica, que aborda el plano físico-etético, emocional y espiritual, trabajando los 3 Cuerpos Principales de las personas. Es una terapia realmente potente, que no trabaja el Cuerpo Mental, ya que éste bloquea toda percepción etérica, emocional y espiritual.

El Cuerpo Mental es un Cuerpo muy útil para nuestra vida diaria, pero no es bienvenido a una sesión de LNT® (como tampoco lo es en una sesión de Activación de la Energía Kundalini®). La mente es una herramienta tan potente como para desconectarnos de nuestro cuerpo e incluso de los propósitos de nuestra Alma. Esta desconexión es el origen de muchas enfermedades, frustraciones, depresiones y vidas de personas que, simplemente no son Vida. De hecho, «mentalmente» pocas veces conocemos el origen de nuestra enfermedad, pero nuestro cuerpo físico sigue expresando desequilibrio. La LNT® va al origen de tu malestar, esté en el plano que esté.

En este vídeo, del canal de YouTube de LNT®, puedes hacerte una idea de cómo es la terapia. Y en la web de LNT® podrás conocer más a fondo en qué consiste. También tienes un apartado de testimonios, para que puedas valorar su eficacia.

Nuestros 3 principales Cuerpos están en 3 frecuencias energéticas (dimensiones o consciencias) distintas. Es por ello que, en una sociedad tan mental como la occidental, muchas personas no son conscientes de estos 3 Cuerpos. Éstos se deforman bajo el impacto de los traumas, ya sean físicos, emocionales o incluso transgeneracionales. El golpe del trauma genera una deformidad, fisura, o pliegue, en la pared del Cuerpo al que afecta. Entonces es cuando se acumula energía, atrapada, que se convierte en quiste energético y, poco a poco, el plano energético afecta al Cuerpo Físico, el lugar donde en occidente, llamamos enfermedad.

Esto significa que la energía del trauma queda retenida en el Cuerpo al que haya impactado. A través de la LNT®, la energía bloqueada retorna al cuerpo físico. Por ello, durante la sesión canalizada por el terapeuta, la persona se mueve de manera espontánea, liberando el trauma y permitiendo que la energía bloqueada vuelva a fluir libremente, ayudando a recuperar el equilibrio perdido.

En otras palabras; si nuestro Cuerpo físico es un pastel, diríamos que nuestro Cuerpo Etérico, Cuerpo Energético y Cuerpo Espiritual son el molde. Por ello, muchas veces, tratando sólo el plano físico, las dolencias vuelven una y otra vez.

¿Dónde se almacenan las memorias traumáticas?

Extisten dos tipos de energía: la cósmica (que nos empuja hacia arriba) y la telúrica (que nos empuja hacia abajo). Ambas energías se cruzan en el Hara (el bajo vientre). En personas que han sufrido operaciones, se generan fugas de energía en el lugar de la operación. Cuando ha habido cesárea, por ejemplo, se corta toda comunicación entre «arriba» y «abajo», por ello resulta imprescindible reparar el tejido energético lo antes posible.

 

1) En nuestros Cuerpos Físico y Etérico residen:

  • Memorias físicas heredadas, el ADN
  • Memorias físicas adquiridas, los golpes físicos, accidentes…

Cuando el Cuerpo Etérico desequilibra su frecuencia, aparecen problemas de piel. El Cuerpo Etérico está en comunicación con el sistema de fascias y se ve profundamente afectado por el estrés (las fascias son un sostén que comunica todas las células del cuerpo, alojando toda la información de los traumas. Nuestras fascias alojan trocitos de cuarzo, por ello los cuencos de cuarzo son una excelente herramienta terapéutica).

2) En nuestro Cuerpo Energético-Emocional residen:

  • Memorias emocionales heredadas, la Epigenética
  • Memorias emocionales adquiridas, el trauma emocional, el ataque energético, el shock

3) En nuestro Cuerpo Espiritual residen:

  • Memorias Kármicas heredadas, es decir, memorias de otras vidas
  • Memorias Kármicas adquiridas, es decir, ataques espirituales

¿Cómo funciona?

La LNT® se trabaja con la misma efectividad, tanto a distancia-programada como presencial.

A nivel presencial:

Se trabaja en camilla, y puede haber momentos en los que se trabaje de pie,  en una comunicación constante entre paciente y terapeuta. El paciente se coloca un antifaz, para favorecer la introspección y evitar distracciones con la luz. Si el paciente lo desea y lo permite, grabamos la sesión y le envío por e-mail el vídeo con la grabación completa. Esto es de especial utilidad, de cara a enlazar lo que la persona ha sentido con los movimientos que el terapeuta ha ido realizando.

El terapeuta facilita la frecuencia energética para poder trabajar los tres Cuerpos del paciente. Es un Sistema de Sanación Cuántica donde, través de los tres ejes de sanación de la LNT®, accedemos para desbloquear los quistes energéticos, nudos, fisuras o impactos que afectan a cada Cuerpo del paciente. Es habitual que surja liberación emocional espontánea, o movimientos físicos espontáneos; eso nos indica que la capa energética que se está trabajando, está siendo liberada.

Cada ciclo de LNT® consta de una estructura:

  • 1ª parte: equilibramos el eje Sistema Nervioso Simpático-Parasimpático, a través del trabajo en la columna
  • 2ª parte: trabajamos el Cuerpo Físico y Etérico
  • 3ª parte: trabajamos el cuerpo Emocional-Energético
  • 4ª parte: trabajamos el Cuerpo Espiritual
  • 5ª parte: integramos todo el proceso

Cada sesión dura 1 hora, no pudiendo sobrepasar ese tiempo, para favorecer una buena integración de lo trabajado. Puede suceder que en la sesión no haya tiempo de realizar las 5 partes de la estructura de la terapia. Esto es porque cuando un Cuerpo aloja más bloqueos que otro, necesita más tiempo de liberación. Como es una terapia dinámica, se adapta al ritmo del paciente. Si esto sucede, no pasa nada, ya que en la siguiente visita retomamos el proceso donde había sido pausado en la sesión anterior, una vez han pasado los 10 o 15 días necesarios para la integración completa de lo trabajado hasta el momento.

A distancia-programada:

De la misma manera que presencialmente, a distancia se trabajan las 5 partes de la estructura de la terapia. La diferencia es que, a distancia, las sesiones se programan en horario nocturno, para que la LNT® trabaje durante el descanso del paciente (para favorecer la plena conexión entre todos sus Cuerpos, sin posibilidad de que su mente interfiera en el proceso). Antes de realizar el tratamiento, se trabaja a la persona con Radiestesia Aplicada a la LNT®, para hallar el número de sesiones necesarias a la semana, y el número de semanas neecsarias para la total curación de la dolencia.

A distancia es especialmente útil en niños, personas mayores, personas diagnosticadas de Trastorno de Espectro Autista, Asperger, TDAH y también para la autosanación diaria (e imprescindible como preparación y mantenimiento energético profesional y personal) del terapeuta capacitado en LNT®.

¿Para qué dolencias es adecuada?

  • Es especialmente útil en problemas crónicos, persistentes, e incuso de origen desconocido.
  • Ataques de pánico y de ansiedad, depresión y estrés son los bloqueos con los que mayor efectividad y rapidez en el equilibrio, ofrece la LNT®. También la sensación de que no se tiene el control ni la dirección sobre la propia vida. Intentos o ideas de suicidio.
  • Actúa muy bien en enfermedades autoinmunes, fibromialgia, esclerosis múltiple, dolores musculares que no cesan, mareos, vértigos y taquicardias de origen desconocidomigraña.
  • Muy potente en problemas de piel -psoriasis, urticaria crónica, dermatitis, eccema, acné, herpes- (sabemos que la piel responde al estrés).
  • En temas de ginecología, sexualidad y  fertilidad (cesáreas, episiotomías, DIU, Sindrome Ovario Poliquístico, Candidiasis, post-parto, abortos…).
  • Equilibra y estabiliza los brotes de agresividad y autolesiones en casos de TEA y TDAH, Ticsfobias y Trastorno Obsesivo Compulsivo.
  • Es impactante la acción que tiene sobre el trauma de abuso sexual y sus infinitas consecuencias.
  • En casos de bruxismo, se obtienen resultados impresionantes.
  • En Trastorno de la Conducta Alimentaria, sin duda es una terapia muy efectiva, obtenemos muy buenos resultados en caso de Anorexia y Bulimia en la adolescencia, facilitando así, el camino de vida de la paciente, devolviéndola a la vida.
  • Asimismo, trabaja muy bien el tabaquismo y el alcoholismo.
  • Obtenemos buenísimos en pacientes diagnosticados de Colon Irritable, Fatiga Crónica, Enfermedad de Hashimoto, y en caso de Hígado graso.
  • La LNT® es una buena opción para antes del parto y para después del parto (no pudiendose aplicar en el primer trimestre de embarazo).
  • Es una terapia imprescindible tras una operación, de cara a sellar el Cuerpo Etérico y así impedir las Fugas Energéticas. Éstas son la primera causa del dolor de origen desconocido, y de la aparición de síntomas de diversa índole tras una operación, cuando hay dolor en una cicatriz o miembro fantasma.
  • A menudo, tras una vacuna o toma de drogas (tabaco, alcohol, cocaína, porros…en el pasado), se generan importantes fisuras en la integridad energética del paciente que favorecen las Infecciones energéticas, que son liberadas con éxito a través de la LNT®.

¿Qué diferencia hay entre la Terapia LNT® y la Activación de la Energía Kundalini®?

Agradeciendo a cada persona que me ha preguntado la diferencia entre las sesiones de Activación de la Energía Kundalini®y las sesiones de Terapia LNT®, te comparto este artículo. Soy Virgo ascendente Virgo, así que me gustan las cosas claras, sencillas, reales y transparentes, de esta manera todo se entiende mejor, ¿verdad?.

¿Cuántas sesiones son necesarias? ¿Cada cuánto hay que hacer sesiones?

Para las sesiones presenciales, es necesario dejar un espacio mínimo de 10 a 15 días entre las sesiones presenciales, para que los 3 Cuerpos puedan asimilar e integrar (y llevar al plano Mental, para su comprensión), todo lo que ha sido liberado durante la sesión. En casos urgentes y/o más graves podemos trabajar cada 10 días.

Para las sesiones a distancia, la Radiestesia Aplicada a la LNT® dicta la frecuencia y la duración del tratamiento.

Como te comentaba, he trabajado 22 años fusionando la psicoterapia a la acupuntura, acortando el tiempo y el número de sesiones necesarias para un tratamiento completo. Pero la LNT® supera, con creces, en profundidad, consciencia y velocidad, cualquier terapia conocida hasta el momento. Realmente es una terapia muy efectiva. Después del tratamiento con LNT® , todo se ordena y se alinea, en tu vida.

Núria Esther

Terapeuta capacitada LNT®